La Berberina influye en la microbiota intestinal

Flora intestinal y plantas

Derivados naturales como la berberina ejercen una influencia sobre una amplia variedad de actividades de la flora intestinal.

Ese es el resultado de un trabajo de investigación de Chuyuen Pan, Qinglong Guo y Na Lu (Role of Gut Microbiota in the Pharmacological Effects of Natural Products).

A través de diversos estudios ha quedado demostrada la relación entre la flora intestinal y las enfermedades. Así se ha podido saber que la microbiota intestinal influye en enfermedades como el cáncer, la obesidad, la diabetes tipo 2 y los problemas cardiovasculares.

Muchos estudios han probado la efectividad de los productos naturales en la salud. El estudio que nos ocupa trata de dilucidar el efecto de sustancias naturales en la microbiota intestinal.

Berberina e intestino

La berberina es conocida por sus beneficiosos efectos sobre el nivel de glucosa en sangre y sobre el colesterol; se sabe que mejora la resistencia a la insulina.

Las bacterias presentes en el intestino humano pertenecen principalmente a 3 grandes familias: Firmicutes (bacterias gram-positivo), Bacteroidetes (bacterias gram-negativo) y Actinobacterias (bacterias gram-positivo). Parece ser que las personas obesas tienen una mayor proporción de Firmicutes con respecto a los Bacteroidetes que las personas delgadas.

Experimentos con ratones probaron que la berberina recuperó parcialmente la composición de la microbiota intestinal que había sido alterada por una dieta alta en grasas. También consiguió reducir la proporción Firmicutes / Bacteroidetes.

También se ha demostrado que la berberina induce la producción de butirato al influir en la microbiota que lo produce.

Un efecto destacable de la berberina recae sobre las uniones estrechas de las células del epitelio intestinal. La alteración de estas uniones puede llevar a un aumento de la permeabilidad intestinal. La berberina ha demostrado proteger la unión estrecha contra la inflamación y ser capaz de restaurar las uniones estrechas del epitelio intestinal. De este modo contribuye a evitar el síndrome del intestino permeable. En este sentido, también la curcumina y el resveratrol han demostrado ser beneficiosos para tratar las lesiones de la barrera intestinal.

Por si eso fuera poco, se ha comprobado que la berberina tiene un efecto beneficioso sobre las  células inmunitarias intestinales, induce la inhibición de factores inmunitarios y reduce la inflamación de bajo grado.

Las propiedades antibacterianas de la berberina y las propiedades que acabamos de exponer justifican su uso para tratar el SIBO.

Más plantas para la microbiota

El té verde también posee efecto antiobesidad. Uno de los mecanismos de actuación es su influencia en la microbiota intestinal. El EGCG (galato de epigalocatequina) del té verde disminuye la presencia de Clostridium spp. y aumenta los Bacteroides en las heces.

Extractos del hongo reishi (Ganoderma lucidum) restablecen la proporción entre Firmicutes y Bacteroidetes, lo que sugiere su uso contra la obesidad.

Por otra parte, el microbioma puede afectar a la forma en que se metabolizan los productos naturales.

Referencias

  1. Role of Gut Microbiota in the Pharmacological Effects of Natural Products

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *